Computadoras recicladas para La Mina

Todo nuestro agradecimiento y reconocimiento al grupo Yo soy o fui CONAFE Oaxaca que nos permitió conocer uno de los lugares más bonitos del Estado de Oaxaca y llevar computadoras recicladas. La aventura inició en el mes de enero cuando Francisco Javier nos platicó del encuentro que realizarían los integrantes y ex-colaboradores del Conafe Oaxaca en un lugar llamado La Mina, una ranchería perteneciente a San Antonino el Alto, Zimatlán Oaxaca, a partir de ese momento comenzamos a recuperar equipos para repararlos e instalar software educativo, finalmente se fijó el día, se entregarían las máquinas en la comunidad el día 19 de marzo. A la comunidad se enviaron  computadoras con Linux Mint 17.3 “Rosa” – Xfce (32-bit) como sistema operativo, de igual manera se instaló  Libre office, chidsplay, gcompris, tux math, tux paint, nuestros compañeros Francisco Javier y Abel terminaron de completar las instalaciones con wps  y wikipedia de forma tal que las máquinas llevan juegos educativos y ofimática para el uso de la comunidad en general.
Un día antes Abel y Francisco Javier realizaron la instalación eléctrica y la red local para finalmente instalar los equipos que habían llevado de la Ciudad de Oaxaca. Los integrantes de proyecto Min viajamos el mismo día del evento, iniciamos un recorrido de casi 3 horas donde debíamos pasar por Zimatlán de Álvarez, llegar hasta el Trapiche y buscar el crucero a Santa Cruz Mixtepec para finalmente llegar a un camino de terracería que nos llevó a las orillas de San Antonino el Alto, después de casi 3 horas de trayecto llegamos a una manta que decía: “Bienvenidos a la comunidad La Mina Proyecto Min donde estará la organización fui o soy CONAFE de Oax” honestamente me emocioné al ver éste mensaje. Unos niños jugaban y pregunté si era el lugar donde debíamos llegar, nos señalaron una construcción a base de madera donde nos recibieron con Amarillo de pollo, tortillas y agua de chilacayota que nos refrescaría luego del viaje.
Luego de la deliciosa comida fuimos a ver el aula ya instalada, los niños se divertían jugando GCompriz, la inauguración oficial del aula fue un poco más tarde con palabras del Señor Conrado en representación de la comunidad, se cortó el listón y muy contentos nos fuimos al evento que grupo Soy o fui CONAFE Oaxaca había organizado con juegos, regalos, juguetes, dulces y hasta un inflable que habían llevado, fue muy divertido ver a los niños y adultos divirtiéndose con las ocurrencias del animador José Luis, todos participamos -mientras escribo el presente post aun tengo adolorido los brazos por participar en un juego donde debía pasar canicas de una botella a otra- , los niños debieron formarse  tres veces para terminar de repartir los juguetes y regalos hasta camisas que una chica había enviado del Estado de México. La fiesta continuó con baile donde sonaban puras Chilenas, también se encendió una fogata con la ayuda de una señora de la comunidad, niños y adultos degustamos de bombones y café. La cena corrió a cargo de los organizadores del evento mismos que nos compartieron de “lo que llevaron”, en palabras de mi hijo “Es el frijol y queso más rico en toda mi vida” . El baile continuó hasta la madrugada, algunos armamos casas de campaña para descansar ya que el domingo había que levantarse temprano para ir a conocer la zona reforestada.

Antes de las 7:00 am ya nos habíamos levantados y recogimos la casa de campaña misma que se encontraba mojada por el rocío de la madrugada mientras nos decían “Tuvieron suerte, anoche no hizo tanto frío“.
Después de unos minutos salimos rumbo al bosque, el señor Humberto nos llevó hasta la zona reforestada, un hermoso lugar donde hace 30 años “solo había pastizales donde pastaban ganado, ahora lo hemos convertido en un bosque“, nos contaba, en la caminata llegamos hasta el punto donde está la “mojonera” misma que divide a San Antonino el Alto y San Miguel Peras, en nuestro camino de vuelta nos contó la historia del chaneke y Mari Vásquez relato donde del folcklore local. Antes de regresar a La mina nos detuvimos en el paraje “La guitarra”para tomar algunas fotos.
AL llegar a la Mina almorzamos mientras contaban anécdotas que se viven al brindar el servicio para el CONAFE, las historias iban desde chuscas hasta emotivas que a más de uno le rodaron las lágrimas al recordar esos momentos. Luego del rico almuerzo me despedí de la comunidad, de los integrantes del CONAFE, agradecí todas las atenciones y experiencias mismas que me hacen valorar todo el esfuerzo y dedicación de los jóvenes que llegan a prestar su servicio en el CONAFE para poder estudiar posteriormente una profesión.  Volví por el caminio de terracería a la Ciudad donde inicia nuevamente el proceso de recuperar equipos de cómputo que serán reciclados y llevados a una comunidad más, computadoras recicladas que hacen una diferencia y que en lo particular llenan de alegría mi corazón sobre todo con experiencias como las que viví en La Mina de San Antonino el Alto.

Finalmente quiero agradecer a las siguientes empresas e instituciones que nos apoyaron con equipos de cómputo mismos que fueron entregados en esta comunidad:

wwf México
Tasaciones Inmobiliarias de México S.A. de C.V. (Tinsa México)
Universidad Benito Juárez de Oaxaca
Grupo Radiorama

Leave a Reply

    •